Saltar al contenido

12 mentiras de la vida en las que ya no puedes creer

«La mitad de la verdad es a menudo una gran mentira».

Jorge Savile

En la vida nos encontramos con multitud de ideas fijas sobre lo que supuestamente está bien y lo que está mal.

Escuchamos algunas cosas con tanta frecuencia que comenzamos a aceptarlas como verdad. Así que algunas mentiras se convierten en verdad con el tiempo.

Pero en realidad solo pueden ser una carga y evitar que llevemos una vida feliz y plena.

Abre los ojos y descubre cuáles son las 10 grandes mentiras de la vida que ya no tenemos que creer:

1. Estar solo significa estar solo

De hecho, todos funcionamos mejor cuando estamos solos.

Estar solo no siempre significa estar solo, al igual que estar en una relación no siempre significa ser feliz. Cuando un hombre está solo, nunca se sentirá tan solo como cuando está en una mala relación amorosa.

Si siente que algo anda mal, deténgase y pase un tiempo con la persona más importante de su vida: usted mismo.

Aprende a apreciar tu propio valor, y cuando te encuentres en una relación que te agobia, sabrás cómo volver a la seguridad.

2. La felicidad llega cuando consigues todo lo que quieres

La felicidad que proviene de las cosas materiales en realidad nunca dura mucho.

Ser feliz no significa que no quieras más de la vida. Significa estar agradecido por lo que tienes y esperar pacientemente lo que está por venir.

A veces estamos tan ocupados tratando de lograr algo grande que no nos damos cuenta de las pequeñas cosas que hacen que la vida sea mágica.

Así que vive cada momento al máximo y disfrútalo. Revive los buenos viejos tiempos que algún día extrañarás.

3. Si pospongo lo que ahora me resulta difícil, más adelante me resultará más fácil

No lo dudes. Los sentimientos de culpa nos obligan a posponer las cosas.

El agotamiento y el cansancio se convierten entonces en causas para postergar las cosas importantes de nuestra vida. Piense en lo que es importante para usted y lo que no debe posponer.

Así que liquida todas las obligaciones acumuladas, porque solo así podrás despejar el camino para el futuro.

4. El dolor es algo que puedes ver

Debido a que las personas creen esta mentira, asumen que siempre son los peores y los que más sufren.

¿Crees que sabes cuando alguien está enfermo o sufriendo? ¡Te equivocas!

Nunca subestimes el dolor de alguien porque cada persona en el mundo está luchando y teniendo problemas. Algunos simplemente lo ocultan mejor que otros.

Nunca se sabe lo que está pasando detrás de puertas cerradas. Juzgar y evaluar a los demás es una pérdida innecesaria de tiempo y energía.

Si tienes tiempo para juzgar a otras personas, tienes demasiado tiempo libre. Muévete y haz algo útil.

5. La vida debe vivirse de cierta manera

No hay una regla clara por la cual uno debe vivir su vida. En última instancia, nuestros propios pensamientos nos lastiman.

Aceptar y cuestionar honestamente nuestros propios sentimientos puede ayudarnos mucho. Siempre tenemos la libertad de elegir cómo respondemos a lo que la vida nos depara.

Libérate de la noción de cómo debería ser tu vida y abraza la vida real tratando de encontrar el camino hacia tu conciencia.

Cambia lo que puedes cambiar, cambia tus pensamientos sobre lo que no puedes cambiar y sigue adelante en paz contigo mismo.

6. No puede ser mejor de lo que es ahora

No te conformes con la mediocridad. Tienes que creer que eres capaz de hacer grandes cosas y tener una vida mejor.

Esta creencia te ayudará a superar la mediocridad y crear vida al más alto nivel. Así desarrollar la búsqueda de la mejora constante. Dar el máximo.

7. Todas las personas con las que nos encontramos son nuestros oponentes.

Deja de compararte y competir con todos, reales o imaginarios. Entonces experimentarás una paz que es real, no imaginaria.

No te hará una mejor persona. Si quieres compararte y competir con alguien, hazlo contigo mismo, es la única forma de convertirte en la mejor versión de ti mismo.

8. Solo unos pocos privilegiados pueden vivir una vida maravillosa

Sí, hay cosas sobre las que realmente no tenemos control. Pero nuestra actitud ante la vida depende de nosotros mismos.

  • Cada mañana, cuando te despiertes, di para ti mismo: «Hoy va a ser un día hermoso».
  • Dígase a sí mismo todas las tardes: «Hoy es un día hermoso».
  • Dígase a sí mismo cada noche: «Hoy fue un día hermoso».

Entonces, un día mirarás hacia atrás, te reirás de los recuerdos y dirás: «Sí, he vivido una vida maravillosa».

9. Los tiempos difíciles no son necesarios

  • A veces las cosas tienen que ir en la dirección equivocada antes de ir en la dirección correcta.
  • A veces tienes que dejar ir a las personas equivocadas para que las personas correctas entren en tu vida.
  • A veces hay que sentirse débil para saber lo que es realmente ser fuerte.
  • A veces tienes que sentirte un poco roto para darte cuenta de que nunca estarás completamente roto.
  • A veces tienes que conocer a muchas personas que te gustan antes de conocer a la persona que amarás.
  • A veces hay que ver lo bueno en lo malo y saber que es una valiosa lección de vida.

¡Los tiempos difíciles son realmente necesarios!

10. Ser fuerte significa no sentir dolor

En realidad, las personas más fuertes son las que sienten dolor. Acepta el dolor, aprende de él y supéralo.

Tómate un descanso de todo, llora de vez en cuando, desempolvate y luego vuelve al ring y lucha como nunca antes.

No escondas tu dolor de ti mismo o de los demás. Su dolor es una guía importante en su vida.

11. Tengo que esconderme en mi zona de confort, nadie me puede hacer daño allí.

Sal de tu zona de confort. Las cosas más importantes y mejores de la vida nos suceden cuando no estamos totalmente protegidos, cuando estamos en un espacio completamente nuevo.

Tu zona de confort es tu zona de muerte, déjala. Descubra la belleza de la libertad de elección. Toma control de tu vida.

12. Soñar es una pérdida de tiempo

El mayor regalo es aquel que es invisible a los ojos pero profundamente sentido por el corazón. Lo que podemos ver suele ser solo una fracción de lo que es posible.

La imaginación es una visión que nos permite ver lo que hay debajo de la superficie, ver lo que es importante e invisible a los ojos.

En algún lugar, algo increíble está esperando ser revelado, solo tienes que soñar en grande para descubrirlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.