Así es como puedes aprender a predecir el futuro

La curiosidad por el futuro está en todos.

El interés por el futuro y la curiosidad son naturales, por lo que muchas personas están interesadas en saber si es posible predecir el futuro.

Predecir el futuro siempre ha interesado a la gente, por lo que esta actividad ya está muy extendida.

De hecho, es posible predecir el futuro, y con estos ejercicios puedes mejorar tu capacidad de predecir el futuro.

Fomenta tu intuición

La intuición es un término para el sentimiento instintivo: algo que sabes o crees que sabes basado en una creencia íntima, no en un juicio consciente.

Se trata de ese sentimiento cuando inmediatamente te gusta o no te gusta alguien que acabas de conocer, o cuando tienes la sensación de que algo bueno o malo está por suceder.

Los científicos creen que la intuición es una forma de procesamiento rápido de información y que es una habilidad que se puede desarrollar con práctica y atención.

La capacidad de usar la intuición se desarrolla a través de la exposición repetida a diferentes situaciones.

Cuanto más complejas y profundas sean las experiencias, más probable es que desarrolle un conocimiento intuitivo e inconsciente de una variedad de situaciones y experiencias.

El desarrollo de su intuición comienza con notar las frecuencias de personas y lugares y observar de cerca su entorno.

Observe cómo reacciona ante lo que está experimentando.

Escribe lo que experimentas y cómo reaccionas ante ello. Incluso puedes llevar un diario de tus intuiciones, anotando tus sentimientos y las situaciones en las que se manifiestan.

Cuanto más practiques observar a otras personas y tus reacciones inconscientes hacia ellas, más sintonizado estarás con tu intuición.

Mantén un diario de tus sueños

Los sueños son vistos como expresiones inconscientes de nuestros pensamientos, ideas y sentimientos internos.

De esta manera, pueden contener información intuitiva que es interesante e inaccesible para tu mente consciente.

Acostúmbrese a anotar todo lo que le sucede mientras duerme, tan pronto como se despierte. Escribe personas, eventos, lugares, objetos y sentimientos.

Trate de hacer una conexión entre el contenido de sus sueños y sus sentimientos en situaciones de la vida real.

A medida que comienza a ver las conexiones entre su inconsciente y sus experiencias del mundo real, se vuelve más consciente de estas conexiones.

De esta manera, estarás más en sintonía con las ideas y experiencias más sutiles que suceden debajo de la superficie de tu conciencia inmediata.

Escritura automática

Esto implica sentarse frente a una hoja de papel en blanco y escribir todo lo que se te ocurra.

La escritura automática puede ser una práctica extremadamente útil ya que te permite entrar en contacto con el inconsciente que se manifiesta antes de que tu mente racional intercambie.

Ponte cómodo en un lugar tranquilo sin interrumpir la sesión de escritura automática.

Tome una hoja de papel en blanco y escriba lo que le venga a la mente, incluso si descubre que no sabe qué escribir.

Sigue escribiendo hasta que hayas agotado el contenido de tus pensamientos.

Si necesita un impulso que lo ayude a comenzar, comience por hacer preguntas como „¿Qué pregunta tengo que responder?„ o „¿Qué he estado haciendo últimamente?

Te sorprenderán tus descubrimientos con la escritura automática y las percepciones inesperadas en las que podrías entrar.

Aprende a escribir detalles y la vida cotidiana.

El desarrollo de la predicción futura también requiere una cuidadosa observación del entorno, especialmente de los detalles más pequeños de la vida cotidiana.

Cuanto más conscientes seamos de lo que sucede a nuestro alrededor, más cambios y fluctuaciones imperceptibles percibiremos y más sintonizados estaremos con el mundo que nos rodea.

Expandir tu percepción de las cosas de esta manera te permite notar los cambios más sutiles en tu entorno y anticipar algunas cosas antes de que sucedan.

Por ejemplo, imagina la carretera por la que viajas a menudo. Trate de describirlos con la mayor precisión y detalle posible.

¿Dónde se encuentran las diferentes tiendas? ¿Dónde están las señales de tráfico? ¿Cuáles son las reglas de estacionamiento en esta calle? ¿Cómo son los paisajes en esta calle?

Escriba tantos detalles como sea posible. Comprueba más tarde que estabas en lo cierto.

Aprende a notar y recordar esos detalles dondequiera que vayas. Incluso los detalles más pequeños son importantes para desarrollar la capacidad de predecir el futuro.

¡Al mundo exterior!

Aprende a enfocarte en el exterior, no solo en el interior.

Esto te permitirá desarrollar tu sensibilidad ante lo que sucede a tu alrededor y te enseñará a silenciar tus pensamientos y preocupaciones cuando sea necesario.

Lleva tu cuaderno contigo cuando vayas a diferentes lugares. Escriba lo que ve y agregue tantos detalles como sea posible.

Acostúmbrate a hacerlo regularmente hasta que puedas memorizar instintivamente todos los detalles. Aprende a observar y escuchar atentamente.

Cuando hable con alguien, practique escuchar atentamente a esa persona.

A medida que aprenda a observar a alguien con cuidado y atención, también aprenderá a tomar señales discretas que pueden decirle lo que la persona realmente está pensando y sintiendo.

Escuche las ligeras diferencias en la entonación, observe los movimientos oculares y las contracciones o dilataciones de las pupilas, preste atención a la elección de palabras y escuche las pausas y otras interrupciones entre oraciones.

Desarrollar sentidos no visuales.

Tendemos a confiar solo en nuestra vista para interpretar el mundo que nos rodea, por lo que la vista eventualmente domina nuestros otros sentidos.

Sin embargo, puede percibir cambios más sutiles en el entorno de los que había percibido previamente si utiliza conscientemente otros sentidos.

Intenta cerrar los ojos y usar tus otros sentidos para detectar a los transeúntes. Escuche el sonido de su ropa, sus pasos y su respiración.

Preste atención a su olor y fluctuaciones de temperatura. Intenta adivinar a dónde va su atención y si esa atención está dedicada a ti.

A medida que te vuelves más sensible a las personas y sus energías con el tiempo, trata de ver si puedes identificar un tipo específico de energía que una persona está irradiando.

Intente medir la energía en las habitaciones a las que ingresa. ¿Puedes percibir energía positiva o negativa?

Practica la habilidad de control mental

Cuando te enfocas demasiado en el diálogo en tu cabeza, es fácil pasar por alto lo que les sucede a otras personas y al mundo que te rodea.

Cuando estés hablando contigo mismo, cambia tu enfoque hacia el mundo exterior y observa a las personas, los lugares y las cosas que te rodean.

Tranquiliza tu mente diciéndote a ti mismo que no tienes que pensar en todo lo que está en tu mente.

Dominar la habilidad de control mental es muy importante para poder predecir el futuro.

Meditación

La meditación hace que tu mente se separe de su ritmo frenético habitual y se transforme en una quietud interior.

Comience por encontrar un lugar tranquilo donde pueda sentarse tranquilamente. Cierra los ojos y presta atención a los sonidos, olores y sensaciones físicas que te rodean.

Respira profunda y regularmente, enfocándote en tu diafragma y notando las pausas entre cada inhalación y exhalación.

Cuando los pensamientos aleatorios inunden tu mente, déjalos ir lenta y tranquilamente. No los persigas.

Aumente gradualmente su tiempo de meditación. Inicialmente, podrías meditar durante cinco minutos al día. Aumente gradualmente este tiempo a diez, luego a quince y finalmente a veinte minutos al día.

contacto con la naturaleza

Una caminata de reflexión regular puede ser una excelente manera de salir de la conciencia y entrar en un estado más intuitivo.

Encuentre un lugar tranquilo y silencioso para caminar. Muchas personas encuentran que el contacto con la naturaleza les ayuda a conectarse con algo fuera de sí mismos.

Esto te permite estar más en sintonía con el mundo que te rodea y menos obsesionado con tu mente consciente y racional.

Conclusión

Mientras camina, dirija conscientemente su atención hacia el exterior. Concéntrese en lo que ve, huele, saborea y toca.

Intenta captar el más mínimo sonido. Intenta sentir los cambios más sutiles de temperatura, viento y presión atmosférica.

Lleva una libreta en la que anotes las cosas que más te llamen la atención. Piensa en lo que estás observando y cómo te hacen sentir esas percepciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.