Saltar al contenido

Las personas que carecieron de atención en la infancia aman de manera diferente

Todos nos preguntamos qué es el amor, pero para algunos la búsqueda del amor es más difícil por falta de apoyo emocional y espiritual.

Si no podemos amarnos a nosotros mismos, ¿cómo podemos amar a los demás?

Pero a través del descubrimiento, la bondad y el propósito, todos podemos convertirnos en la persona que queremos ser.

Todos podemos sentir y amar profundamente.

Incluso si la idea de tu infancia todavía te duele, no te impedirá vivir la vida que te mereces.

No te impedirá amarte a ti mismo y a los demás.

Así que ama a las personas que carecieron de atención en la infancia:

El niño aprende lo que siente, a través de la interacción con los padres, a través de sus gestos, palabras, etc. Aprende a calmarse cuando está estresado o incómodo, cómo gestionar sus sentimientos, cómo puede definirlos.

Cuando las necesidades emocionales de un niño no están debidamente satisfechas, su personalidad se desarrolla de cierta manera.

De hecho, esta deficiencia acompaña al niño a lo largo de su vida y configura su vida, la forma en que trata con las personas y cómo se experimenta a sí mismo.

1. Sabes que generar confianza puede llevar tiempo

Cuando una persona crece sin sentirse reconocida por su amor, logros e importancia, puede tener un impacto profundo en su capacidad de confiar.

Constantemente tienen miedo de que las personas que aman los lastimen y se queden solos. Sin embargo, esa ansiedad también significa que conocen el valor de la confianza.

Cuando alguien confía en ti, sabe que es tu deber ser leal y honesto.

De esta manera, se fortalece el vínculo entre dos personas.

2. Eres muy sensible a tus debilidades

Si de niño te sentiste abandonado, es posible que seas muy sensible.

Puede que le resulte difícil aceptar las críticas constructivas.

Una broma a tu costa puede significar un insulto y una injuria para ellos.

Probablemente creen que para ser una persona buena o exitosa, tienen que ser perfectos.

Sin embargo, esto significa que tienen un buen sentido de las emociones y sentimientos de otras personas.

Muestras amor a los demás sin lastimarlos.

3. Les resulta fácil perdonar

Fueron probados y desafiados desde una edad temprana, por lo que aprendieron desde el principio que la tolerancia es el camino a seguir.

El hecho de que aferrarse a la ira y el resentimiento no ayuda a nadie, especialmente a ti mismo.

De esta manera, puede que le resulte más fácil comprender las acciones de los demás y perdonarlos tanto como sea posible. D

Si bien no pueden olvidar fácilmente las acciones de los demás, saben que el compromiso y el perdón pueden mejorar las relaciones.

Por supuesto, nadie es perfecto y lo entienden.

4. Estas personas esperan mucho de sí mismas

Las personas que crecieron luchando por la atención de su familia pueden ser muy exigentes consigo mismas.

Probablemente sean una especie de perfeccionistas. Incluso puede molestar a sus seres queridos si se cargan demasiado.

Pero la buena noticia es que podrías ser alguien que cree en el trabajo duro. No esperes a que tus sueños y metas se hagan realidad. Están evolucionando y buscando oportunidades.

Por primera vez en tu vida tienes el control y ese poder te da tanto poder.

5. El amor no se trata solo de palabras

El significado del amor puede ser muy diferente para diferentes personas.

Para alguien que no se sintió amado cuando era niño, el amor se ve diferente que para otras personas.

Si no te sentiste amado cuando eras niño, suena amor casi como un concepto que no existe. Todavía no puedes entender esto.

Pero probablemente entiendas que sentir y expresar amor va mucho más allá de las palabras. te amo sale

Demostrar que la evidencia a través de la acción es crucial. Es importante que confíes en alguien y que esa confianza sea mutua.

El respeto por la individualidad y los sueños de las personas es primordial. La angustia que viviste de niño te ayudó a entender mejor lo que amor realmente es.

6. Lo único que les importa es asegurarse de que sus seres queridos sean felices

A través de las experiencias dolorosas que atravesaste, te enfocas en lo que realmente importa en la vida.

Solo quieres ser feliz y que las personas que amas también sean felices.

Para ellos todo lo demás, como el dinero, las cosas materiales, la apariencia física, el juicio en comparación con los demás, no es tan importante.

7. No quieres que los demás sientan lo mismo por ti

Como adulto que no ha tenido la infancia ideal, probablemente no quiera tratar a los demás de la misma manera.

Después de procesar algunas de sus experiencias, probablemente ahora se den cuenta de que no fue su culpa en absoluto y que han superado algunos de sus sentimientos.

A estas alturas probablemente sepas que las personas no merecen ser tratadas así. Como resultado, te has convertido en una persona amable, empática y comprensiva que comprende fácilmente los sentimientos de los demás.

Durante muchas de tus relaciones tienes un profundo amor por las personas y un oído abierto a sus problemas.

Es importante que sepan que son amados y cuidados pase lo que pase.

8. Aferrarse a una persona

Si no respondiste a tus necesidades cuando eras niño, es probable que hayas tenido problemas en tus relaciones.

Es posible que hayan sufrido abusos durante sus relaciones, pero sintieron que no se merecían algo mejor. Es posible que hayas pensado que nunca vendría otro hombre/mujer mejor. Tal vez estaban demasiado asustados para hablar de sus sentimientos.

Pero seleccionar cuidadosamente a un socio también tiene sus aspectos positivos.

No queremos que la historia se repita, y queremos que se rodeen de personas que los quieran y los merezcan.

Es posible que hayan levantado un muro, pero ese muro se derrumbará una vez que encuentres a la persona adecuada para ti.

9. Tienen problemas para hacer el amor

Cuando no te dieron suficiente atención de niño, la relación más difícil que tienes es contigo mismo.

Todos a veces sienten que son su peor enemigo. La persona crítica más grande es en realidad ellos mismos.

En la vida luchas constantemente entre lo que sientes y lo que realmente quieres sentir. Pero aprender a amarte a ti mismo es un largo camino.

Una vez que realmente creas que eres importante y que tienes la capacidad de marcar una diferencia positiva en el mundo, la forma en que piensas sobre ti mismo y cómo amas a los demás cambiará.

10. No puedes evitar cuestionar el amor de la gente.

Si sintió mucho dolor cuando era niño, probablemente piense a menudo: Eso suena demasiado bueno para ser verdad.

Aunque quieras confiar en las personas y creer en su amor, sigues dudando de ellas.

El miedo y las inseguridades frenan a las personas.

Por otro lado, están más atentos a las señales de advertencia. Representan aquello en lo que creen y se esfuerzan por ponerse a sí mismos en primer lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.