Qué dice la hora a la que te levantas por la noche sobre tu salud

La influencia de un determinado momento del día en el cuerpo humano es un tema que preocupa cada vez más a la comunidad médica a nivel mundial.

El sistema de reloj chino fue ofrecido por la medicina oriental en la Edad Media como respuesta a esto.

En base a esto, se afirma que la hora a la que normalmente uno se despierta por la noche puede ser un indicador de ciertos problemas de salud.

En pocas palabras, la medicina tradicional china se basa en el análisis de la energía corporal;

El cual es enviado a los diversos órganos a lo largo del día para que puedan regenerarse y realizar sus funciones correctamente.

Donde si la energía se altera de alguna manera, surgen problemas médicos.

Por lo tanto, es bueno pensar a qué hora suele despertarse por la noche para averiguar cuáles podrían ser los síntomas subyacentes.

¿Por qué a menudo nos despertamos en medio de la noche?

Entonces, ¿qué puede significar que te despiertes todas las noches y en medio de la oscuridad sin mirar el reloj?

¿Saber qué hora es o que tu despertador sonará en media hora?

Es importante darse cuenta de que todos nos despertamos de cinco a siete veces entre ciclos de sueño, y eso es solo un problema para nosotros en este momento.

Después de despertarnos, nos recuperamos rápidamente, nos volvemos a dormir y ni siquiera recordamos habernos despertado a la mañana siguiente.

Sin embargo, despertarse con frecuencia en medio de la noche, especialmente a la misma hora, puede interrumpir el ciclo del sueño una y otra vez.

Cuando el sueño no vuelve a abrumarnos, no solo dormimos menos por la noche y tenemos menos sueños profundos, sino que también nos sentimos cansados, soñolientos e incapaces de concentrarnos durante el día.

El reloj chino y cómo se relaciona con tu salud

El principio del reloj chino se relaciona con la alternancia de los meridianos o corrientes de energía que recorren el cuerpo humano y corresponden a los órganos.

Dependiendo de la hora del día, estos canales tienen diferentes efectos sobre los órganos.

En otras palabras, el reloj controla las actividades del cuerpo humano: niveles de energía, estado de alerta, estado de ánimo, apetito, presión arterial, niveles de azúcar, sueño.

En este sentido, los trastornos de salud relacionados con el tiempo pueden incluir fatiga, obesidad, niveles altos de azúcar en la sangre e incluso cáncer.

Un ejemplo de este método es el corazón. Su meridiano alcanza su punto máximo al mediodía, por lo que su período de oscilación es de 11 a 13 horas.

En cambio, la fase baja se produce a medianoche, es decir, entre las 23:00 y la 01:00 horas.

Lo que significa que para las personas con niveles más bajos de energía en sus corazones, el mejor momento es alrededor del mediodía y el peor es alrededor de la medianoche.

Problemas para conciliar el sueño entre 21 – 23 Reloj:

Este es el momento en que el sistema endocrino se equilibra.

Entonces, si no puede dormir en este momento, es posible que esté estresado, que no coma bien o que llegue tarde.

Problemas para conciliar el sueño entre 23 – 1 en punto de la mañana:

Si te despiertas a esta hora, indica que algo te está angustiando psicológicamente, es decir, que te estás culpando por algo.

La vesícula biliar, que descompone la grasa del cuerpo, también está activa durante estas horas.

Por lo tanto, despertarse puede indicar que está consumiendo demasiadas grasas no saludables.

Problemas para conciliar el sueño entre 1 – 3 en punto de la mañana:

Si normalmente te despiertas a esta hora, es probable que estés enojado y frustrado o lleno de energía negativa durante el día, por lo que esto se refleja en tu sueño.

Necesitas relajación porque este tiempo es muy importante para el cuerpo ya que es la mejor oportunidad para eliminar toxinas y renovarse.

También es posible que algo ande mal con su hígado.

Problemas para conciliar el sueño entre 3 – 5 en punto de la mañana:

La tristeza y el dolor son posibles motivos para despertar en este momento si se considera el aspecto espiritual de la vida.

Por causas físicas, también es posible que uno se congele mientras duerme, por lo que los procesos en el cuerpo no pueden funcionar correctamente.

O bien, que tiene problemas pulmonares y una ingesta insuficiente de oxígeno en el cuerpo.

Problemas para conciliar el sueño entre 5 – 7 en punto de la mañana:

El intestino grueso está activo durante estas horas de la mañana y las toxinas que se han descompuesto durante la noche abandonan lentamente el cuerpo.

Si uno se despierta a esta hora, puede significar que ha comido demasiado tarde o que ha comido alimentos malos y poco saludables llenos de diversas sustancias dañinas.

Cómo afecta el estrés a nuestros patrones de sueño

Cuando nos quedamos dormidos y pensamos en ciertas preocupaciones, a menudo las procesamos en ciertas etapas del sueño.

Cuando te despiertas, estas preocupaciones aún no están claras ni completamente procesadas.

Por eso es aconsejable llevar un «diario de preocupaciones» junto a la cama, donde puedas anotar lo que te estresa y ayudarte a deshacerte de esos ataques de ansiedad nocturnos.

La causa del sueño inquieto a menudo puede ser la anticipación de un evento, p. B. el miedo a la pregunta de si pasará la mañana sin despertarse por la noche.

Cómo mejorar tus hábitos de sueño

En primer lugar, es muy importante establecer una rutina saludable de sueño nocturno.

Esto incluye no mirar la pantalla media hora o una hora antes de acostarse, cumplir con un horario fijo para despertarse y dormir (incluso los fines de semana) y mantener una temperatura ambiente agradable para dormir (se recomiendan 18 grados centígrados).

También hay algunas cosas que puede hacer para ayudar a volver a dormir si se despierta a la misma hora todas las noches.

Primero, deja de mirar el reloj. La esfera del reloj no debe estar a la vista durante la noche y no debe mirar su teléfono cuando se despierte.

Ver el reloj por la noche inevitablemente te hará contar cuánto tiempo dormiste, cuánto tiempo estuviste despierto y cuánto tiempo te queda hasta que te despiertes a la mañana siguiente, lo que fácilmente genera estrés y ansiedad y dificulta volver a conciliar el sueño.

También es importante no forzar el sueño. Inesperadamente, esto conducirá a otra actividad estresante.

Si no puede conciliar el sueño en 15 a 20 minutos, levántese de la cama y haga algo relajante y que lo distraiga con la menor cantidad de luz posible.

Lee un libro, escucha un audiolibro, pinta, teje, resuelve acertijos o haz cualquier otra cosa que te distraiga del sueño porque te ayudará a conciliar el sueño más rápido.

Te llevará menos tiempo volver a dormirte que si simplemente te acuestas y miras al techo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.