Saltar al contenido

ÂżQuĂ© le pasa a nuestro cuerpo si no comemos azĂșcar durante 7 dĂ­as?

Cuando comemos algo dulce, hay una fuerte afluencia de energía en el cuerpo, que luego disminuye råpida y bruscamente. ¿Por qué estå pasando esto?

A pesar de toda la informaciĂłn sobre lo poco saludables que son los dulces, la mayorĂ­a todavĂ­a los disfruta.

Chocolate, pasteles, galletas, donuts, caramelos, helados… La elecciĂłn es realmente demasiado grande y demasiado dulce.

AdemĂĄs, el azĂșcar se encuentra en muchas bebidas, especialmente en las bebidas carbonatadas, lo que las coloca en la lista de alimentos que se deben evitar a toda costa.

Los azĂșcares naturales que se encuentran en las frutas, la leche y otros alimentos no son malos para la salud, son buenos para nuestra salud y los podemos obtener en mayor cantidad a travĂ©s de estos alimentos.

Sin embargo, los azĂșcares procesados ​​y refinados son un peligro importante.

Al eliminarlos de nuestra dieta podemos mejorar drĂĄsticamente nuestra salud y los reemplazaremos fĂĄcilmente con sustitutos naturales del azĂșcar como la miel o el jarabe de arce.

Por supuesto, es mĂĄs fĂĄcil decirlo que hacerlo. En primer lugar, lo mĂĄs importante es que tomemos la decisiĂłn de dejar de comer azĂșcar.

Eliminar el azĂșcar evitarĂĄ la mayor parte del daño que causa, mientras que los efectos a largo plazo serĂĄn impresionantes.

1. Nuestro peso corporal se estabiliza

La adicciĂłn al azĂșcar es real. Cuanto mĂĄs lo consumimos, mĂĄs lo queremos. Especialmente cuando consumimos una gran cantidad de azĂșcares procesados ​​que se encuentran en las comidas grasosas y rĂĄpidas y en los alimentos ricos en carbohidratos.

Cuando nos privamos de azĂșcar, nuestros cuerpos nos lo agradecerĂĄn porque no tenemos que lidiar con calorĂ­as adicionales no deseadas.

Al principio sentiremos un gran antojo de dulces, pero cuando nuestro cuerpo se limpie de azĂșcares artificiales, dejaremos de sentir hambre todo el tiempo.

Perderemos peso y nuestro peso se estabilizarĂĄ.

2. Tendremos mĂĄs energĂ­a

Cuando estamos cansados, a menudo consumimos alimentos o bebidas energĂ©ticas con alto contenido de azĂșcar porque queremos algo que nos ponga en marcha rĂĄpidamente.

La ironĂ­a es que estamos privando al cuerpo de la dosis necesaria de energĂ­a. Todo el azĂșcar que comemos bloquea la capacidad de nuestro cuerpo para mantener la energĂ­a en niveles mĂĄximos.

Por eso, en momentos de cansancio, no recurramos a chocolates o bebidas con mucha cafeĂ­na y azĂșcar. De esta manera evitamos grandes picos y caĂ­das de azĂșcar en la sangre que realmente nos cansan.

3. Nuestra piel se vuelve mĂĄs sana y bonita

No es ningĂșn secreto que el azĂșcar agrava y, a menudo, causa acnĂ© y espinillas.

Si no podemos deshacernos de ellos con la ayuda de esteticistas, dermatĂłlogos y cremas, deberĂ­amos considerar eliminar el azĂșcar de nuestra dieta ya que es posible que nuestro problema de acnĂ© en realidad venga de adentro.

Muchas personas que han hecho esto confirman que su piel se volviĂł rĂĄpidamente mĂĄs limpia, hermosa y saludable.

4. La digestiĂłn se vuelve mĂĄs regular

Nuestro sistema digestivo prefiere alimentos ricos en fibra y un mĂ­nimo de alimentos pesados, incluido el azĂșcar.

Incluso una reducciĂłn drĂĄstica en el consumo de azĂșcar harĂĄ una gran diferencia en nuestro sistema digestivo.

El estómago y los intestinos digieren mås fåcilmente todo lo que comemos, defecamos con mås frecuencia y un estreñimiento doloroso serå sólo un recuerdo.

5. Dejaremos de querer azĂșcar

Lo crea o no, podemos deshacernos de los antojos de dulces simplemente eliminando el azĂșcar por completo.

DespuĂ©s de un tiempo, nuestros chocolates favoritos pueden volverse demasiado dulces para nosotros, y disfrutaremos mucho mĂĄs del sabor de las frutas y los azĂșcares naturales que contienen.

Después de un mes o dos, cuando probemos un bocado de nuestro pastel favorito, nos sorprenderemos de lo dulce que es en realidad.

6. Nuestra presiĂłn arterial baja

Las personas que comen mĂĄs azĂșcar tienen un Ă­ndice de masa corporal mĂĄs alto, lo que hace que aumente la presiĂłn arterial porque el corazĂłn tiene que trabajar mĂĄs para bombear la sangre por todo el cuerpo.

La obesidad estå directamente relacionada con la acumulación de placa en los vasos sanguíneos, lo que también provoca presión arterial alta, pero también otras enfermedades.

Incluso con un peso corporal normal, el azĂșcar estĂĄ directamente relacionado con la presiĂłn arterial alta, por lo que estĂĄ claro que excretar este nutriente reduce significativamente la presiĂłn arterial y la devuelve a los niveles normales.

7. Los niveles de colesterol se regulan solos

Se ha confirmado que las personas que consumen mucha azĂșcar tienen el colesterol “bueno” bajo y el colesterol “malo” alto.

Los niveles de triglicĂ©ridos tambiĂ©n se elevan en las personas que consumen mĂĄs azĂșcar.

Eliminar el azĂșcar de la dieta mejora drĂĄsticamente el perfil de lĂ­pidos en la sangre, lo que reduce el riesgo de una serie de enfermedades cardiovasculares.

8. Se reduce el riesgo de cĂĄncer

Algunos tipos de cĂĄncer, como el cĂĄncer de pĂĄncreas, estĂĄn relacionados con una mayor ingesta de azĂșcar. AdemĂĄs, las cĂ©lulas malignas utilizan las cĂ©lulas de azĂșcar como alimento.

Por lo tanto, se recomienda a los pacientes con cĂĄncer que eviten el azĂșcar por completo. Una dieta baja en azĂșcar tiene el mismo efecto en la reducciĂłn del riesgo de desarrollar cĂ©lulas malignas en general.

9. Se reduce el riesgo de diabetes

Mayores cantidades de azĂșcar que se consumen continuamente causan resistencia a la insulina. A largo plazo, esta es la base de la diabetes.

En las personas que han eliminado el azĂșcar de su dieta, la sensibilidad a la insulina aumenta significativamente y disminuye el riesgo de desarrollar diabetes.

ÂżQuĂ© pasa primero despuĂ©s de 7 dĂ­as sin azĂșcar?

DespuĂ©s de dejar de consumir azĂșcar por tan solo una semana, sucederĂĄ una de dos cosas en nuestro cuerpo.

Si nuestro estilo de vida anterior estaba dominado por el azĂșcar procesada, los jugos y las bebidas gaseosas, probablemente aĂșn estemos en la fase de desintoxicaciĂłn.

El azĂșcar es, en Ășltima instancia, adictivo, y la mayorĂ­a de las adicciones no se pueden romper sin pasar por una crisis.

En la primera semana, en casos mĂĄs severos, podemos experimentar antojos de azĂșcar, ansiedad e incluso depresiĂłn.

Estos efectos generalmente desaparecen despuĂ©s de la primera semana, pero dependiendo de su nivel de dependencia del azĂșcar, pueden durar una o dos semanas mĂĄs.

Si nuestro consumo de azĂșcar era moderado antes y cambiamos a una dieta rica en proteĂ­nas, fibra y grasas, deberĂ­amos sentirnos bastante bien despuĂ©s de solo siete dĂ­as.

Nos volvemos menos lentos, nuestros niveles de energĂ­a se vuelven mĂĄs estables y nuestro estado de ĂĄnimo mejora.

DespuĂ©s de un mes sin azĂșcar, nuestros antojos de postre desaparecerĂĄn y, en cambio, se intensificarĂĄn los antojos de proteĂ­nas y verduras de hoja verde.

Cuando pasamos todo el año sin azĂșcar procesada, nuestra salud mejora visiblemente.

Nuestro cuerpo se ajustarå para funcionar con los nutrientes esenciales y lo mås probable es que también perdamos kilos.

Tenga en cuenta que, como parte de ese estilo de vida, podemos comer algo dulce de vez en cuando.

Nuestro objetivo es comer principalmente alimentos saludables, pero no hay mucho daño si de vez en cuando incluimos una excepción dulce en nuestra dieta.

Después de todo lo que hemos escrito, tenemos un consejo pråctico: trata de eliminar todo lo dulce de tu dieta durante 7 días.

Te garantizamos que después de solo 7 días de esta dieta te sentirås mucho mejor que todo lo que hemos escrito estarå respaldado por tu propia experiencia.

Deja una respuesta

Tu direcciĂłn de correo electrĂłnico no serĂĄ publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cĂłmo se procesan los datos de tus comentarios.